La adoración en el tiempo no envejece

Vivencias_vin
FacebookTwitterGoogle+tumblr

Aún en la vejez y las canas, Oh Dios, no me desampares hasta que anuncie tu poder  a la posteridad, y tu potencia a todos los que han de venir.
Salmos 71:18

Llegar a la tercera edad y especialmente pasados los 70, implica un batallar constante con los desgastes del organismo, los huesos, los oídos y la vista, malestares propios de la vejez y del privilegio de estar vivos.

Si buscamos a Dios cada día ¿puede apagarse el  Espíritu de adoración a causa de malestares físicos o sonidos acústicos contaminantes en nuestra comunidad cristiana?

Va a depender de nosotros mismos. La  adoración es permanente y el mensaje para anunciar su poder a la posteridad sigue vigente. El Salmista dice que en los ancianos está el consejo, ¿y cómo lo vamos a dar si nos apartamos de esta generación diferente a la nuestra? Cincuenta años atrás cantábamos himnos donde las voces eran acompañadas por un instrumento musical. Hoy alabamos con cánticos  nuevos, donde los instrumentos musicales electrónicos son usados con volumen  que generalmente exceden los decibeles normales y las voces pasan a segundo plano.

ALABE

Cabe observar que las formas son distintas, pero el fondo, la adoración al Dios Trino es igual. La adoración es en intensidad y entrega espiritual con o sin decibeles. Como dato útil, el decibel es una unidad de medida que sirve para expresar la intensidad de los sonidos.  El oído humano puede tolerar 55 decibeles sin ningún daño a su salud. Ruidos mayores a los 60 decibeles pueden provocarnos malestares físicos dependiendo del tiempo de exposición.

Cuando nos enfrentamos al ocaso de la vida nos acercamos aún más a Dios en la práctica de la oración y de la adoración; es más, se intensifica ya sea en el hogar o en el Templo. Los adultos mayores asistimos y participamos con gozo desafiando las problemáticas existentes; orar como sea, sentado o en pie siempre con reverencia. Sin duda la principal adoración está en el corazón.

Así también, como la sordera es parte de los años, puede que los instrumentos  de percusión como las baterías,  y en general los instrumentos electrónicos, los sonidos nos pueden causar malestar; una buena práctica es usar tapones especiales (venta en las farmacias) los que nos ayudarán a bajar el volumen  y evitar mareos  y a participar con sana alegría acompañando con palmas al compás de los instrumentos en la alabanza que agrada al Señor.

Tocar este tema es animarnos a ser parte de la adoración y alabanza junto a los jóvenes o     membresía.  El desgaste del organismo  y la  modernidad instrumental no deben ser  obstáculos. La  adoración  es fundamental en la vida de un cristiano, debemos buscar alternativas que impidan el conflicto y cuiden la armonía, estemos en paz   para que  juntos  en un mismo espíritu, participemos de la adoración al Señor. El  Salmo  del Anciano 71:22 dice: “Yo te alabaré con instrumentos de salterio, oh Dios mío, tu verdad cantaré a ti en el arpa, oh, Santo de Israel.

Seamos  partícipes activos  en todo tiempo, adorando y alabando con gratitud  a nuestro  Dios.